domingo, 1 de abril de 2012

Riópar-Calar del Mundo: La madre de todas las rutas

A las 9:00 horas y una temperatura de 0ºC, diez liebres y un cruce gato-liebre (Pepe del Ramo) comenzamos a pedalear, desde el Hostal-Restaurante Los Bronces, por la carretera de Siles para, poco antes de llegar a la Casa de La Noguera, desviarnos por un camino, cruzar el río Mundo y continuar por tramos alternos de caminos y sendas siguiendo, en parte, el recorrido de la Marcha de Riópar 2010 y enlazar con el camino que asciende junto al arroyo de La Celada.
Descartamos la pista que asciende al Calar, continuamos en ascenso y nos desviamos por el siguiente camino a mano derecha. La pista finaliza y comienza un sendero, inicialmente llano y ciclable, y posteriormente en exigente y técnico ascenso, no ciclable o difícilmente ciclable en sus últimos 500 m, hasta alcanzar un collado junto al Balcón de Pilatos.
Un abuelo gato pedaleando y unas liebres jóvenes empujando
A partir del collado, y después de portear las bicis para esquivar unos resaltes rocosos, comienza un vertiginoso sendero de descenso, al final del cual, llegamos a apreciar el rastro de olor a "aceite de frenos" que impregna el ambiente.
Pasamos junto a la aldea de Las Quebradas, reponemos agua en una fuente y continuamos a media ladera por la falda/lado sur del Calar, en suave y, a ratos, pronunciada subida, por tramos alternos de agradables y tranquilas pistas y senderos, hasta llegar a otra fuente. Retomamos el ascenso por un exigente, aunque ciclabe, sendero hasta alcanzar el collado del Puerto.
A partir de aquí, seguimos un sendero en ascenso, alternando tramos de empujing/porteo y pedaleo, alcanzamos un resalte rocoso (cota 1.560 m), desde el que ya podemos contemplar el Calar, e iniciamos un técnico descenso que nos acerca hasta el curso alto del arroyo de Tus.
Continuamos pedaleando, en suave ascenso, por distintos senderos, ciclabes y suficientemente marcados, atravesando la extensa depresión "lunar", o polje, por la que discurre el curso alto del arroyo de Tus. Alcanzamos un collado, no ciclable únicamente en sus últimos metros, y poco después reponemos agua en la Fuente de Buitre.
A partir de aquí, retomamos el recorrido de la Marcha de Riópar 2010, pasando junto al Pozo de la Bomba y efectuando el descenso por el sendero que pasa junto al mirador de Los Chorros (que esta vez, por fin,  y fuera de carrera, podemos visitar).
Continuamos el descenso hacia la Cañada de los Mojones y por distintos caminos-senderos hasta el Puerto del Arenal.
A la vista de la hora, descartamos continuar el descenso a Riópar por el tramo final de las marchas del 2010-2011 y tomamos una combinación de senderos que nos conducen a la Casa de la Noguera y, desde aquí, por la carretera, llegamos nuevamente hasta el punto de inicio/fin de la ruta (15.10 h). Por la mente de algunas liebres, satisfechas y plenas de endorfinas, y pese a que nuestras piernas y brazos nos dicen que ya le hemos dado suficiente caña por hoy, todavía nos ronda la idea de haber continuado la ruta enlazando alguna otra de las múltiples combinaciones de sendas de las proximidades de Riopar-La Noguera-El Arenal.
Una ruta sencillamente espectacular, con interminables kilómetros de senderos, con tramos rápidos, lentos o imposibles, exigentes ascensos, técnicos descensos, extensas montañas, calares y poljes, ríos, fuentes, bosques, pinos e incluso zarzas y cojines de monja, inevitables tramo de "empujing", impresionantes paisajes y grandiosas montañas y que engloba, en si misma, toda la esencia de las rutas de turismo betetero al más puro "estilo liebres". 
Gracias a Pepe del Ramo por ser el artífice y guía del recorrido y a Juan Ramón por su laboriosa búsqueda de información (tracks, fotografías aéreas y mapas) que ha permitido trazar y grabar el recorrido en nuestros GPS, sin apenas variaciones o pérdidas del trazado, así como al Hostal-Restaurante los Bronces por habernos permitido el uso de las duchas y saborear,  en agradable compañía, una merecida comida a base de platos serranos y cordero a la brasa. En fin, solo me queda decir, supongo que al igual que el resto de mis compañeros, que no, no ha sido un buen día, ha sido un fantástico día de pedaleo y montaña en un lugar único para la práctica de la bicicleta de montaña. 
Track:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2659736
Datos GPS:
Distancia: 44,2 km
Desnivel acumulado: 1.680 m                                            Altura máxima: 1.615 m
Tiempo movimiento: 04:35 h. (Tiempo Total: 06:10 h)        Velocidad media mov: 9,5 Km/h
Dificultad física y técnica: Media-Alta
IBP: 139
Observaciones: Ciclabilidad del 96-97 % (1,2-1,5 km de senderos no ciclabes o difícilmente ciclables). 26 km totales de senderos (14,0 km por el calar del Mundo).

Reportaje fotográfico (incluye fotos de Andrés, Gustavo, Leo y JR)

2 comentarios:

Raul dijo...

Excelente, ruta, día y compañía, sin incidentes, y todos enteros, para sucesivos años Riopar tiene que ser una cita obligada al menos una o dos veces al año, como lo veis?.

Chir-liebre dijo...

La del sábado ha sido una jornada que nunca olvidaremos. Salvo la flojera de piernas de un servidor, todo ha salido a la perfección. Era de esperar. Teniendo como guía al gran "Condotiero", Pepe del Ramo, la salida solo podía ser de la máxima categoría. ¡Fe ciega en el Duce!
Dudo que podamos encontrar en nuestro entorno una combinación más perfecta de dureza, aventura, paisaje, entorno, diversión, naturaleza, gastronomía y compañerismo.